Archivo de la categoría: Escapadas

Escapadas

elegir una maleta

Consejos para elegir una maleta

Comprarse la maleta a toda prisa porque te marchas de viaje nada más salir de la tienda es una mala idea. Hay muchas cosas en las que merece la pena fijarse para no arrepentirnos más tarde.

Nuestro último análisis de maletas puede ayudarte. Si tienes curiosidad por ver cómo lo hemos hecho, en el vídeo tienes un aperitivo de las pruebas de laboratorio. Pero si no encuentras los modelos recomendados o has visto otros que te gustan y no sabes qué hacer, recuerda estos consejos:

  • Al elegir entre maletas de carcasa rígida o semirrígida, no temas por la resistencia. Nuestro análisis demuestra que los dos tipos se comportan de forma parecida ante los golpes y las caídas.
  • Muchas maletas se presentan en tamaños que responden a las exigencias de las compañías aéreas. Las que tienen aproximadamente 60 litros de capacidad pueden cargar unos 20 kilos de equipaje, cifra que ronda el peso que cada pasajero puede facturar sin necesidad de pagar recargos por sobrepeso (en Iberia, por ejemplo, se pueden facturar 23 kilos por persona sin recargos; en Easy Jet, 20 kilos).
  • Lo ideal es que la maleta sea a la vez resistente y ligera. Fíjate en la composición de los materiales. El policarbonato, por ejemplo, forma parte de la carcasa de algunas maletas rígidas y ofrece buenos resultados: es ligero y tiende a deformarse más que a romperse, recuperando la forma si se presiona con fuerza desde el interior de la abolladura.
  • Comprueba la facilidad con que se guarda y se despliega el mango telescópico y camina por la tienda como lo harías normalmente. Si el mango es muy corto, es más fácil que te estorbe al caminar.
  • Los modelos de cuatro ruedas pivotantes se están imponiendo a los de dos. Prueba a arrastrar una maleta de cada tipo porque es una cuestión de gustos. Puedes comprobar en la página web del fabricante si hay repuestos de las ruedas o se dan direcciones para una eventual reparación.
  • Inspecciona el interior. Si tu prioridad es llegar con la ropa bien planchada, es conveniente que una de las paredes de la maleta sea plana y que haya suficientes correajes para inmovilizar la ropa. Y recuerda: si vas a transportar algo que no puede mojarse bajo ningún concepto, mételo en una bolsa de plástico. Nuestro análisis demuestra que gran parte de las maletas filtra agua bajo un chaparrón.
sillas de coche para niños

Sillas de coche para niños: lo que debes saber

Desde que se aprobó el nuevo Reglamento General de Circulación hay algunos cambios en la normativa que define cómo llevar a un niño o a una niña en el coche para que los menores estén bien protegidos en el coche. Te contamos todo sobre la nueva normativa de sillas infantiles, con las últimas actualizaciones que entraron en vigor el 1 de octubre de 2015.

Recuerda que los accidentes son la primera causa de mortalidad infantil en los países desarrollados: el cinturón no protege a los más pequeños que no llegan con los pies al suelo.

Te explicamos cuáles son las sillas infantiles que hay en el mercado para que puedas escoger la mejor.

Infórmate también de cuáles son los coches más seguros del mercado o sigue leyendo esta comparativa de coches familiares.

Puntos clave en la normativa actualizada a 1 de octubre de 2015 (BOE 18 de Julio) sobre las sillas de coche:

  • Los niños tienen que llevar una sillita en el coche hasta que midan más de 1,35 metros y deben viajar siempre en el asiento de atrás excepto cuando el vehículo no tenga asientos traseros o todos los asientos traseros estén ya ocupados por sistemas de retención infantil. En este caso los menores sí podrán viajar delante con una silla homologada.
  • Recuerda que la edad (anteriormente 12 años) ya no es la referencia para saber si un menor debe usar una sillita o no: ahora es la altura, 1,35 metros, la que lo marca.
  • Las sillas del Grupo 0 o Grupo 0 + tienen que colocarse en sentido contrario a la marcha.
  • Es importante escoger un sistema de retención infantil adecuado a la edad y a la altura del niño/a.

De modo que ¿cuándo pueden ir en el coche sin sillita los menores? Cuando midan más de 1,35 metros, independientemente de su edad.

Multa por llevar niños sin silla

Por más corto que sea el trayecto, siempre debes llevar a los niños de menos de 1,35 metros en una sillita homologada acorde con su peso y edad ya que es la única manera de garantizar su seguridad. Llevarlos solo con el cinturón, además de ser una infracción, no sirve. Como lo niños no tocan el suelo, el cinturón no actúa como con un adulto, de modo que no les protege de lesiones graves ni evita que salgan despedidos en caso de accidente. En cambio, los sistemas de retención para niños reducen en un 75% las muertes por accidente de tráfico y rebajan la posibilidad de lesiones en un 90%.

Si circulas con un menor de menos de 1,35 metros sin sillita pueden quitarte de forma automática tres puntos del carnet de conducir y ponerte una multa de 200 euros. Además, el agente puede incluso inmovilizar tu coche.

¿Hasta qué edad la silla en el coche es obligatoria?

Los niños deben viajar en coche con una silla infantil adecuada a su edad y peso hasta que tengan una estatura superior a los 1,35 metros, normalmente alrededor de los 12 años. Aunque no sea ya obligatorio una vez los niños han alcanzado la altura de 1,35 metros, la Dirección General de Tráfico (DGT)  recomienda usar la silla si es posible hasta que el niño mida 1,50.

A partir de entonces, los progenitores pueden escoger entre el cinturón de seguridad o seguir utilizando un sistema de retención infantil de tipo III (entre los 22 y los 30 kilos).

Siempre que uno de los pasajeros mida menos de 1,35 metros (sea niño o adulto) deberá ir sujeto en su sistema de retención. No importa lo corto que sea el desplazamiento, la seguridad ha de ser la prioridad número uno al volante en todo momento.

Por lo tanto:

¿Hasta qué edad se debe llevar la silla en el coche? Puedes llevar niños en coche sin silla cuando tengan una estatura superior a los 1,35 metros, sea cual sea su edad.

¿Cómo llevar la silla del bebé en coche?

Los bebés tienen que ir en sillas del grupo 0 o 0+, siempre en sentido contrario a la marcha y preferiblemente en los asientos traseros a menos que el coche sea solo de dos plazas o que todos los asientos traseros estén ocupados por otros sistemas de retención infantil en uso.

¿Cuándo pueden viajar en el asiento del copiloto?

Con la última actualización de la normativa a fecha de 1 de octubre solo se permite que los menores de edad que midan menos de 1,35 viajen en el asiento delantero con el correspondiente sistema de retención infantil si:

  • El coche tiene sólo dos plazas
  • Si todos los asientos traseros están ocupados por otros sistemas de retención en uso por otros menores que así lo precisan.

En cualquier caso, las sillitas para los más pequeños (Grupo 0 o Grupo 0+), tendrán que colocarse en sentido contrario a la marcha para evitar o reducir posibles lesiones en caso de accidente o frenado brusco.

Además, recuerda desactivar el sistema de Airbag si lo tienes. Si no puedes desactivarlo deberías colocar la sillita en el asiento trasero. También te puede interesar saber cuáles son los mejores coches familiares del 2016

Cómo colocar la silla infantil? ¿Sentido de la marcha o contrario?

Viajar en el sentido contrario de la marcha es más seguro porque la fuerza de cualquier impacto se reduce. Por eso, la Dirección General de Tráfico obliga a los niños más vulnerables (hasta el primer año) a viajar en el sentido contrario a la marcha siempre que la silla lo permita.

¿Cómo elegir un sistema de retención infantil?

Existen 5 grupos de sistemas de retención infantil diseñados para adaptarse al máximo al peso y la estatura de los más pequeños. Para ahorrar te interesará comprarte un sistema convertible que se ajuste al crecimiento de tus pequeños.

Exige siempre que el sistema esté homologado (busca una etiqueta de color naranja) y pregunta al vendedor cuál es la mejor sillita infantil para tu coche.

  • Grupo 0: Cuco o capazo. Se suele utilizar hasta que los bebés cumplen 1 año, hasta los 10 kilos de peso. Colócalo en el sentido contrario de la marcha.
  • Grupo 0+: Capazo o Sillita. Hasta los 18 meses y los 13 kilos. Sujeta el capazo detrás en sentido contrario a la marcha. Sabrás que es el momento de cambiar de sillita cuando la cabeza de tu bebé sobresalga del asiento.
  • Grupo I: Sillita. De 1 a 4 años (entre los 10 y los 18 kilos). Ahora que tu bebé ya es mayor tendrás que colocar la sillita en el sentido de la marcha y enseñarle a no sacar los brazos para que viaje siempre protegido.
  • Grupo II: Asiento elevador con respaldo. De 3 a 6 años (15/25 kilos), ya enseñamos a los niños y a las niñas a comer con nosotros en la mesa colocándoles unos cojines para que lleguen mejor. Pues de igual manera, en el coche utilizarán el cinturón de seguridad como los adultos pero arropados por un asiendo elevador con respaldo que les protegerá mejor.
  • Grupo III: Cojín elevador. De 5 a 12 años (22/36 kilos). Lo mismo que el grupo III pero adaptado a los más mayores.

¿Se puede viajar con niños sin silla en taxi?

La respuesta es sí: se puede viajar con niños en taxi sin sillita aunque exclusivamente en áreas urbanas de grandes ciudades, nunca por carretera.

Igualmente, pídele al taxista que no corra y que se mantenga en el mínimo de kilómetros por hora permitidos.

Puntos de anclaje para sillas de bebé

Las sillas de bebé se fijan al coche mediante los puntos de anclaje de los cinturones de seguridad. Si los tuyos están estropeados deberás pedir cita para que te lo arreglen. En Zurich Seguros ponemos a tu disposición una red de más de 800 talleres de confianza con ventajas y descuentos para todos los clientes de los seguros de coche de Zurich Seguros.

viajar ahorrando

Nuevas formas de viajar ahorrando

Elegir vuelos con escalas

Aunque sea mucho más cómodo viajar con vuelos directos de un punto a otro es sin duda más económico hacerlo de forma escalada. A la hora de elegir tus vuelos, tanto si lo haces en una agencia (pregunta al dependiente o dependienta), como si lo haces tú mismo/a mediante una web como MasCupon, fíjate bien en si hay el mismo destino desde nuestro aeropuerto elegido con escalas que salga más económico. Normalmente es así,… El problema de ahorrar de esta manera es que en muchas ocasiones, hacer escala, nos lleva algunas horas de espera en el aeropuerto o es en horas bastante intempestivas (madrugada o mañana bien temprano). Aún así, si no te importa esperar un tiempo y tampoco madrugar, esta es una de las formas de ahorro más elegidas por muchos viajeros.

Viajar en temporada baja

Seguro que todos lo sabéis a estas alturas, pero por si acaso: ¿Qué es temporada baja? Es aquel período anual en el que viajar a un destino en concreto nos sale mucho más económico que si lo hiciésemos en temporada media o temporada alta. Os ponemos un ejemplo:

Viajar a cualquier destino con playa será temporada baja si lo hacemos en otoño, invierno o primavera que si lo hacemos en pleno verano. Igualmente, viajar a un destino rural, del interior, será temporada baja si lo hacemos en verano o primavera que si lo hacemos en otoño y/o invierno, que se considera temporada alta.

Dicho y comprendido esto, puedes ahorrar bastante haciéndolo de este modo. Es cierto que no podemos bañarnos en la playa en pleno invierno como sí lo haríamos en verano, pero si os gusta el sitio de costa por muchas otras razones que no sea la playa, es mejor que lo hagáis en temporada baja porque el ahorro es bastante considerable, aunque recuerda siempre utilizar los cupones de descuento de MasCupon.

Objetivos del viaje

Priorizar y tener claro los objetivos por los que hacemos un viaje en concreto, nos facilita bastante la tarea no sólo de ahorro sino también de programación del viaje. Si hacemos un viaje a la sierra y lo que nos gusta es el senderismo, buscaremos rutas, por ejemplo, en los que no necesitemos guías… O también ahorraremos en ciertos bares y restaurantes más económicos que nos vayamos encontrando en el lugar de destino para emplear el dinero en aquellas cosas que hemos ido a visitar.

Apunta en un libreta el motivo o motivos por los que quieres realizar ese viaje y busca información en internet sobre los costes de cada visita que quieres realizar en el lugar elegido. Esto te ayudará a desechar las “menos importantes” y recaudar el dinero necesario y exacto para no malgastar en cosas o visitas innecesarias.

Habitación privada antes que apartamento, y apartamentos antes que hotel

Si quieres ahorrar una vez ya hayas pisado suelo elegido, la mejor forma de hacerlo es hospedándose en una habitación privada de las muchas que se ofertan en diferentes sitios de internet (Airbnb, Milanuncios, etc.). Las habitaciones privadas son cedidas por los dueños del hogar (que convivirán contigo en el momento de tu viaje) y su coste no suele ser elevado.

Si por el contrario, buscáis un poco más de intimidad, pero tampoco queréis gastaros tanto en un hotel, lo mejor es sin duda elegir un apartamento, casa, piso, que podéis encontrar en MasCupon. Pagaréis como en un hotel, por noche de estancia, pero con la comodidad añadida de que será toda una casa para vosotros (con sus distintas habitaciones) y una cocina para poder hacer de comer nosotros mismos (con esto también ahorraríamos por no comer fuera).

Visitas gratuitas en el lugar de destino

Una vez esteis en el lugar elegido, una manera acertada de ahorrar dinero es realizar las visitas a museos, casas culturales y otras visitas los días donde dicho servicio es gratuito y en caso de los lugares donde hay que pagar, puedes adquirir tus entradas en MasCupon. Para ello, lo mejor es informarse previamente llamando a los números de teléfono de dichos lugares o visitando sus webs en caso de tenerlas.

Esperamos haberos sido de gran ayuda y ¡suerte con el ahorro! Por cierto, nada mejor como ir ahorrando a primeros de año para esos viajes que queremos realizar.

Consejos para ir de camping con los niños

Consejos para ir de camping con los niños

 

Ir de camping con los niños puede ser una excelente aventura pero es importante que se tenga una buena planificación. Para los niños el camping es sinónimo de aventura y la posibilidad de divertirse y disfrutar al aire libre. Eso sí, para que la excursión sea un éxito, es preciso planificarla de forma metódica en función de la edad de los niños.

Además de ser una opción sana  de vacaciones, por lo general el camping también es  económico. Estas unos días en contacto directo con la naturaleza  y te permite alejarse de la rutina y el ritmo de la ciudad, es una excelente manera de estrechar los lazos entre la familia mientras los pequeños de la casa lo disfrutan en gran medida.

Sin embargo, para algunos llevar a bebés o niños pequeños de camping puede resultar algo engorroso. Por ello, prefieren esperar a que crezcan y tengan una edad en la que sean más independientes y responsables. Sin embargo, como apuntan los especialistas en realidad son más las trabas personales que las limitaciones reales para realizar esta actividad con niños de corta edad.

Para que la salida sea un éxito la clave es la planificación. Es necesario organizar la salida en función de la edad y las características de los miembros de la familia que van a participar, prever todas las necesidades que se deben cubrir y anticiparse a los problemas o dificultades que puedan surgir. Estos son algunos de los puntos principales que según  los expertos aconsejan tener en cuenta para planificar una salida de camping con los niños:

Para padres con bebés menores de dos años, es quizá más aconsejable organizar un camping donde, además de disfrutar de la naturaleza con sus hijos, pueden encontrar instalaciones y servicios esenciales para el cuidado adecuado de un bebé. Una excelente opción para que los niños se habitúen a dormir en el exterior y superen los posibles miedos a la oscuridad u otros elementos nocturnos es hacer una prueba, como por ejemplo hacer primero un camping  casero. Esto es:  por una noche ir de camping en el  jardín de la propia casa o de algún familiar o amigo. Además de pasarlo muy bien, servirá a los padres para comprobar si sus hijos están preparados para el evento.

Otra cosa que ayudará es  visitar antes el lugar donde se irá de camping para comprobar que es una zona segura y autorizada. Es preciso verificar la ausencia de animales peligrosos cerca, cerciorarse de que las salidas y entradas al lugar son transitables (para poder atender de forma rápida y eficaz cualquier posible urgencia) y comprobar que hay cobertura para comunicarse con el móvil.

Debes considerar que las familias que no estén habituadas a ir de camping con los niños deben pedir consejo a quienes sí las realizan con frecuencia. En estos casos es fundamental consultar sobre el tipo de equipamiento (tiendas, sacos, comidas, hornillo, entre otros) que deben llevar para que su estancia sea satisfactoria. También se debe preguntar por referencias sobre los posibles imprevistos que pueden surgir.

Una de los factores que hay que considerar son las condiciones meteorológicas adversas ya que malas condiciones pueden arruinarte la estadía. Es preciso, por una parte, comprobar que los días previos a la salida no hayan sido muy desfavorables para que el entorno donde se acampará no esté afectado por agua o barro. Por otra parte, es necesario verificar el día anterior a la partida la previsión de precipitaciones, temperatura y viento, para evitar que los niños se expongan a situaciones adversas.

Una vez te hayas decidido y hayas llegado al campamento, los padres o adultos que acompañen a los niños deben tomar ciertas precauciones para impedir cualquier accidente. Lo principal es no perderles de vista y mantenerles en estrecha vigilancia, pero además, los expertos en camping sugieren lo siguiente:

Cuando llegues al terreno del camping se debe dar a los niños orientaciones sobre dónde se encuentran para que, en el caso de que se extravíen, puedan localizar sin dificultad el campamento. Se pueden utilizar como referencia árboles muy altos o rocas, por ejemplo..

Si es preciso, se pueden establecer límites de paso en el perímetro del campamento e indicarles a los pequeños la prohibición de cruzarlos por los peligros que puede implicar.

Siempre lleva ropa de abrigo ya que en las zonas naturales, las temperaturas diurnas pueden descender bastante durante la noche y es mejor ser precavido para evitar que los niños pasen frío y se enfermen.

Por la noche conviene proporcionar a cada niño una pequeña linterna con suficiente carga. Además de hacerle sentir más seguro, puede ser de inestimable ayuda en caso de extravío, pero para los niños una linterna en la noche es diversión asegurada.

Para quienes viajan con los más pequeños, es recomendable llevar un intercomunicador. De esta manera es posible continuar la jornada fuera de la tienda con tranquilidad, mientras el bebé duerme en su interior.

Si solicitas ayuda de quienes tienen más experiencia en referencia a ir de camping con los niños y tomas en cuenta las sugerencias que te hemos aquí brindado, estamos seguros que disfrutarás muchísimo de ir de camping con los niños.