viajar con un bebé

Destinos dónde viajar con un bebé

Islas Canarias

Con la llegada del bebé, muchos padres tienen miedo de salir del país por si pasa algo con el pequeño. Joanna Saldón, de Mamás viajeras apuesta por quedarse en España y nos propone ir a las islas Canarias:  “Yo siempre recomiendo para ir con bebés es Canarias. De hecho, cuando nació mi segundo hijo fueron mis dos primeros viajes con él, uno a Fuerteventura y otro a Tenerife. Las islas son sitios accesibles y cómodos para ir a la playa, visitar cosas, comer bien y sobre todo tener buen tiempo asegurado. Además ahora existe el sello Familly Welcome que dice que todos los establecimientos adheridos a él están preparados para las familias. Canarias cuida mucho el turismo familiar y eso se nota”.

El Algarve (Portugal)

Si lo que queremos es cruzar la frontera, pero no ir demasiado lejos, Antonio Ruíz, de Naturaleza y Viajes apunta como destino ideal para ir con bebés el Algarve: “Un país para hacer un gran viaje con bebés y niños es Portugal, en el que adoran a los niños y está muy bien adaptado para viajar con ellos. A nosotros nos encanta viajar por el Algarve con nuestros hijos y es por tanto nuestro lugar favorito para pequeñas escapadas”.

Los Pirineos

También un destino cercano es el que nos propone Suzanne Geudeke de Menudos Viajeros y no es otro que ir a Los Pirineos: “A nosotros nos encantan los Pirineos para una escapada con los peques. Hemos descubierto la Garrotxa y es perfecto para toda la familia. Hay campings con encanto, puedes hacer senderismo, subirte a un tren y descubrir los volcanes, alquiler una bici y recorrer la vía verde, ver animales en el Molló Parc… Mil cosas para pasarlo superbien en familia”.

Noruega / Islandia / Dinamarca / Suecia

Los países del Norte de Europa son una de las mejores alternativas para viajar con bebés, como así aseguran tanto Antonio de Naturaleza y Viajes, como Pau García del blog El Pachinko.

Pau nos explica sus razones: “Siempre que me preguntan por destinos para ir con bebés en verano recomiendo los países del norte de Europa. A nosotros nos gustaron especialmente Islandia y Noruega, que aunque son muy distintos, tienen en común sus temperaturas agradables en verano, su tranquilidad y una naturaleza que impresiona. Además, están muy preparados para ir con bebés porque en cualquier establecimiento encuentras cambiadores, microondas para calentar la comida o sillitas en taxis y transportes públicos. Son países donde apuestan firmemente por la conciliación laboral y familiar y eso también lo notan las personas que viajan con bebés y niños pequeños”.

Antonio Ruíz también lo tiene muy claro: “Hemos de tener muy en cuenta que los destinos y el número de días de duración de nuestro viaje va a depender mucho del carácter de los diminutos (no es lo mismo viajar con mi torbellino de un añito que con mi audaz pero generoso guerrero de tres) . Yo personalmente prefiero ir a un destino no demasiado exótico con un bebé, del tipo Ásia (salvo países como Japón por ejemplo) o África por motivos muy diversos, especialmente por salud, en el sentido de que el sistema sanitario en este tipo de países no son los más adecuados y en ocasiones podríamos vernos en un aprieto (he visitado zonas recónditas del África negra en el que nunca llevaría a mi bebé y me lo pensaría con mi hijo de tres años). Sin embargo, si que me gustan destinos especialmente adaptados a viajar con bebes o niños, como es el caso de la inmensa mayoría de los países europeos. De entre todos ellos me quedo con Suecia (especialmente Estocolmo, con un sinfín de posibilidades para los niños) y Dinamarca (ciudades como Copenhaguen encierran lugares extraordinarios para los niños que les harán disfrutar al máximo), son lugares excepcionales para viajar con bebés y niños”.

Selva Negra (Alemania)

Un poco más cerca que los países nórdicos, pero también allende nuestras fronteras es ir a Alemania como propone Fran Soler de Myguiadeviajes:  “Yo me quedo con la Selva Negra. Es un destino cercano a España, muy preparado para ir con bebés, combina pueblos medievales con verdes campos, se respira aire puro y lo puedes recorrer a tu aire con coche de alquiler”.

Grecia

Si cuando llegó la criatura a este mundo pensabas que ya no habría opciones para viajes culturales, Octavio Avalos y Montse Balagueró de Un Mundo para tres nos muestran todo lo contrario y aconsejan ir a Grecia como hicieron ellos: “Nuestro primer destino fuera de España con Álvaro fue Grecia. Allí cumplío su primer añito de vida. Es un destino en el que podemos encontrar de todo y hacer de todo, tendremos muchas comodidades como en España y encontraremos los mismos productos que encontramos aquí para nuestros bebés. Es un país fácil de viajar si vas por libre, tienes hermosas islas como Santorini, Ios, Mikonos, Paxos, etc.. fáciles de llegar, y muy hermosas de visitar, tanto en verano donde nos asaremos algo más o en invierno que aunque haga más fresquito podemos disfrutar de unos días de auténtica tranquilidad. En el interior de Grecia podemos llegar hasta Metora y recorrer los monasterios, posiblemente un de los paisajes más hermosos de Europa, o acercarnos a la península de Pilio junto al Mar Egeo y recorrerla, con sus pueblos de montañas sus estación se esquí y sus playas de mármol, un lugar fantástico. País pequeño y fácil de recorrer”.

Islas del Mediterráneo: Cerdeña y Chipre

En el mar Mediterráneo nos encontramos con varias islas que pueden ser una muy buena opción para ir con bebés. Algunas de estas islas son bastantes desconocidas por lo general. Cerdeña es uno de los destinos aconsejados por Sandra de My Family Passport: “Yo siempre recomiendo Cerdeña porque es una isla muy completa donde descansar en playas perfectas para niños combinado con paisajes espectaculares, ciudades con mucho encanto y un gran legado histórico“.

Croacia

Lola apunta también otro país como buena opción para viajar con bebé: Croacia. “Es un país con un buen nivel de desarrollo, hay buenas comunicaciones y las distancias más largas se pueden hacer por tramos cortos (ideal para los bebés), ya que siempre existe algo de gran interés para visitar cerca. Tiene buen clima y con posibilidad de compaginar la costa y los parques naturales con el turismo cultural. Aunque las tronas en los restaurantes y las cunas en los hoteles no se conocen, se puede cambiar al bebe en cualquier sitio ya que todo está muy limpio, las calles están impolutas (por si el bebé se tira al suelo). En los alojamientos las camas son muy anchas (para dormir con el bebé) o en muchas ocasiones dejan habitaciones triples por el precio de una doble. Desde mi punto de vista es un destino ideal!”.

Un crucero por Oriente Medio

Otra buena opción para viajar con un bebés es la que nos propone Verónica Corrales de Los Viajes de Vero, Paco y Helia que nos recomienda hacer un crucero por Oriente Medio: “Creemos que casi todos los países del mundo son aptos para viajar con niños siempre cuando se tomen unas medidas lógicas antes y durante el viaje. Recientemente probamos una nueva forma de viajar con Helia: mediante un crucero por Oriente Medio y fue una experiencia que disfrutamos mucho tanto la peque como nosotros. Viajar en un crucero con un bebé, despreocuparse de buscar sitios para comer y sobre todo, la posibilidad de disfrutar del variado entretenimiento a bordo que hará las delicias de todos. A nosotros esta forma de conocer Omán y Emiratos Árabes nos gusto mucho y esperamos pronto volver a embarcar rumbo a la aventura”.

Nueva York

Pero si queremos salir de Europa, y somos urbanitas, nuestra recomendación, sin duda, es Nueva York y la Costa Este de Estados Unidos. Como ya os hemos ido contando, fue nuestro primer viaje transoceánico con nuestra hija que tenía 8 meses. Fue nuestra elección porque a pesar de la distancia, es un destino al que se puede viajar con mucha facilidad con un bebé porque entre otras cosas, podrás encontrar los mismos productos para el pequeño que aquí, la gente es muy amable y siempre encontramos palabras de cariño hacia nuestra peque y resulta una ciudad que se puede recorrer con facilidad con una sillita de bebé. Además, en muchos restaurantes hay tronas e incluso cambiadores. Y luego no hay problemas para poder acceder a los sitios turísticos.

Recomendación de última hora: Japón

Después de haber viajado a Japón en el segundo año de vida de Iris, tenemos que recomendarlo encarecidamente. Es el destino ideal para viajar con un bebé si deseas salir de Europa. Es un destino muy preparado para viajar con niños. Todo está limpísimo, los japoneses son muy agradables, los peques occidentales son tratados como si fueran estrellas de cine, hay cambiadores en todas las estaciones de tren e incluso en muchas de metro. Además, en los restaurantes nada más sentarte, te ponen un pequeño platito y cubiertos de bebé. Es un destino donde también podrás encontrar todos los productos que puedas necesitar para el bebé.